Alejandro Amenábar (31 de marzo de 1972) cineasta. Nació en Santiago de Chile, Chile. Vivió en su país natal solo el primer año de vida porque sus padres decidieron emigrar a España buscando proteger sus vidas del temible golpe de estado de Augusto Pinochet, así que se instalaron en Madrid. Aunque se declara español posee la doble nacionalidad y también varias de las costumbres y la identidad chilena aprendida de sus padres y abuelos. Desde pequeño prefirió ver películas y televisión antes que jugar con los demás niños, además analizaba detalladamente las cintas de vídeo que su padre custodiaba con recelo. En su niñez su película favorita era Una odisea del espacio (1968), de Kubrick.

Alejandro Amenábar

También sentía gran pasión por la música, desde temprana edad supo que se dedicaría al cine o a la música, creo una gran colección musical y en la adolescencia empezó a incursionar en la composición musical. Sus más preciados tesoros eran su Macintosh, un secuenciador multipistas, un teclado, una mesa de mezclas y varios sintetizadores. Al culminar la escuela empezó a estudiar en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, se encaminó por los estudios de imagen y sonido. Al poco tiempo, puso en marcha sus primeros proyectos como realizador. Pero, casi al terminar sus estudios decidió abandonarlos para aventurarse un proyecto.

Por entonces Amenábar ya había rodado sus primeros cortometrajes, desde sus inicios demostró ser apto para desempeñar el papel de director, también de guionista. Este cineasta español sorprendió cuando actuó como autor de la banda sonora: La cabeza (1991), gracias a ello, obtuvo el primer premio de la Asociación Independiente de Cineastas Amateurs (AICA). Posteriormente realizó Himenóptero (1992), este fue proyectado en el Festival de Elche y logró despertar buenos comentarios de Bigas Luna y el interés de José Luis Cuerda, un afamado director quien a partir de entonces decidió apadrinar al joven realizador.

Amenábar trabajó en la producción de Cuerda llamada Mar Adentro, podemos decir que fue su primera producción de gran escala, contaba con importantes recursos técnicos. Luego fue productor de 35 milímetros, y de Luna (1995), con el que Amenábar inició un camino en composición de la banda sonora, esto luego fue común en todos sus trabajos. El filme prefiguraba su gusto por el cine de género y también el talento como narrador. Cuerda se convenció de su talento y por ello tomó la decisión de financiar su primer largometraje. Así que, contaba con veintitrés años, cuando seleccionó a un equipo de jóvenes actores sin mucha experiencia, pero si talento, solo la protagonista era reconocida: Ana Torrent.

Luego se unieron los actores Fele Martínez y Eduardo Noriega, aunque fue apoyado económicamente debemos indicar que era un presupuesto pequeño, pero eso no fue impedimento para que pudiera realizar Tesis (1996), el realizador español le dio un papel a su padrino, quien interpretó a un perverso personaje inspirado en un profesor que le hizo muchas cosas malas mientras se formaba para ser cineasta. Luego de presentar su trabajo en el Festival de Berlín de 1996, fuera de concurso, emprendió una lenta pero contundente carrera comercial que, increíblemente Tesis fue un gran éxito del cine español, tuvo más de un millón de espectadores.

Gracias a esto fue nominado a ocho veces a los premios Goya que otorga la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, de los que ganó siete, entre ellos los más importantes, como el de mejor película y el de mejor director novel. Un año después lanzó Abre los ojos (1997), un filme que gozó de mayor presupuesto, la cinta estaba cercana a la ciencia-ficción, y fue aplaudido por su sorprendente diseño de producción. Fue tal la calidad del filme que el actor y productor Tom Cruise quedó fascinado y decidió comprar los derechos para producir y protagonizar un remake que encargó al director Cameron Crowe. Aunque lo que salió de allí, Vanilla Sky (2001), lamentablemente generó muy malos comentarios de la crítica. El mismo año iniciaron el rodaje de Los otros (2001) esta cinta tuvo un presupuesto de aproximadamente 21 millones de euros, la historia genera una tensión a lo largo del filme. Es una historia de fantasmas, el personaje de Grace interpretado por Nicole Kidman, es un remedo de la Grace Kelly que dirigiera Hitchcock.

Las recaudaciones superaron luego de ocho semanas de exhibición, los 100 millones de dólares en Estados Unidos y los 20 millones de euros en tierras españolas. Se dice que el director de doble nacionalidad supo mezclar el estilo de cine Hitchcock, directamente relacionada con el suspense; y el de Kubrick, que se preocupa por generar una mayor simplicidad a la hora de contar algo. También admiró el estilo de Spielberg. Sus obras realmente lograron una espectacular trayectoria comercial por las salas de medio mundo, asimismo en la ceremonia de los Goya. Amenábar a sus treinta años, es un realizador sobresaliente en el campo del cine fantástico del panorama internacional.

Con Mar adentro, Amenábar dio un nuevo giro a su producción ya que lanzaba ante los espectadores, en el año 2004, un título que supuso un acercamiento a la muerte de una manera completamente distinta. Mar adentro, narra la vida de Ramón Sampedro, el tetrapléjico gallego que puso fin a su vida, con el favor de algunas personas cercanas, tomó esta decisión luego de ver que la vida confinado en una cama no tenía sentido. Este papel fue interpretado por el gran Javier Bardem, su actuación y en general la del resto de actores fue muy alabado por la crítica. La película fue elegida para representar a España en la carrera por los Oscar de Hollywood y avivó un tema muy polémico en el mundo: la eutanasia.

Gracias a su popularidad, Amenábar recibió el Premio Especial del Jurado de la Mostra de Venecia, el premio al mejor director en los Premios del Cine Europeo, celebrados en diciembre de ese mismo año en Barcelona; y además el Globo de Oro a la mejor película extranjera. Ahora bien, en la XIX edición de los Premios Goya, el filme consiguió el récord de catorce estatuillas. También fue premiada en febrero de 2004 con el premio del cine independiente estadounidense, los Spirit Awards, a la mejor película extranjera. En 2005 la película recibió el espaldarazo definitivo y siendo una de las películas más premiadas del cine español, tras conseguir el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. El autor siempre ha querido realizar una cinta que refleje los funestos acontecimientos que cambiaron la historia de su familia y de su país el 11 de septiembre de 1973.

Collocations

No collocation for this reference!

Help us to improve our language: add your first collocation here!

If you are not registered in our site, create your login here.

Words

smoothness and elegance of movement
ser
Persona, animal o cosa que existe, especialmente si está viva

Comments